Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> PRESERVAR EL LEGADO CANARIO EN ESTADOS UNIDOS
Noticias
09 de noviembre de 2017

PRESERVAR EL LEGADO CANARIO EN ESTADOS UNIDOS

Dar a conocer y preservar la importante labor que desempeñaron los primeros colonos canarios en la fundación de la ciudad San Antonio de Texas en Estados Unidos, es el proyecto en el que lleva trabajando intensamente, un comité ejecutivo creado por estudiosos y personajes relevantes de nuestro archipiélago, a ambos lados del océano.

El próximo 2018 será el colofón a una serie de actos que se han ido desarrollando durante los últimos meses, porque se cumplirán 300 años desde su fundación. Hasta la fecha, los esfuerzos que han llevado a cabo personas como el abogado, escritor e investigador Armando Curbelo con una amplia bibliografía publicada sobre la materia o el cardiólogo canario Alfonso Chiscano, designado por el Ayuntamiento de San Antonio de Texas Vicepresidente del Comité Ejecutivo conmemorativo de esta fecha entre otros, se han concentrado fundamentalmente en la difusión literaria, conferencias y reportajes en ciudades como Madrid, Las Palmas de GC o Nueva York, actos en los que ha habido detallada cuenta de la importancia de los canarios, en la configuración del asentamiento que hoy en día conforma uno de los estados más importantes de este país. Durante la conmemoración del 300 aniversario, se pretende que este reconocimiento, no solo quede recogido en los diferentes libros que ya se están traduciendo al inglés, para que escuelas y universidades americanas, fundamentalmente de este este estado, trasladen a los jóvenes americanos la importancia de los canarios en su cultura, sino para que también se conserve, esta parte clave de la historia.

Porque fue un grupo de 15 familias procedentes de distintas islas de nuestro archipiélago canario, las que partieron desde Sta. Cruz de Tenerife, llegando a tierras americanas el 13 de marzo de 1.731 momento en el que se fundó la villa de S. Fernando de Béjar, hoy S. Antonio de Texas. La profunda crísis agraria que tuvo lugar en las Islas Canarias en el S. XVIII, provocó una situación de tal hambruna y penuria, que la emigración de la población hacia América fue masiva. El 1 de agosto de 1731 se constituye en estas tierras, el primer ayuntamiento en base a la entonces vigente Ley de Indias, con la misma estructura de los cabildos canarios, nombrándose a nueve personas que pasarían a la posteridad, como el primer gobierno municipal de Texas. Posteriormente siguieron siendo alcaldes desde esta fecha hasta 1748, colonos nacidos en Canarias. Gracias a esta permanencia en el tiempo como regidores, se cambió el sistema de colonización que hasta entonces se fundamentaba en la espada, la iglesia, el ejército y las misiones por un nuevo concepto: un ayuntamiento legitimado por el Rey convirtiéndose de esta forma, en la primera colonización civil de la historia de los Estados Unidos.

Esta realidad histórica es la que es necesario resaltar en los actos que se desarrollarán durante el próximo 2018 en Texas. Tanto el Comité designado para la conmemoración, como los actuales gobernantes de este estado coinciden en que un monumento, puede

representar el honor de haber formado parte de este primer asentamiento canario en San Antonio de Texas y ser interpretado por generaciones futuras, como la bienvenida de las comunidades nativas a los emigrantes canarios. “Es muy importante este paso, ya que por fin se reconoce en Texas, que antes de que llegasen los del norte tras vencer la guerra, los canarios ya habían estado allí 135 años” resaltaba el profesor Chiscano en el encuentro que propició el Real Club Náutico de Gran Canaria el pasado mes de abril, para apoyar y dar visibilidad a este proyecto.

Para ello, ya se ha tramitado una ubicación preferente, en unos terrenos situados cerca del histórico edificio del Tribunal en Bexar County (donde antaño se ubicó la casa de Juan Leal Goraz, nacido en Lanzarote, jefe de la expedición canaria que salió de Tenerife y primer presidente por elección, del Cabildo de San Antonio). Para la captación de donativos se ha montado una página web www.cida-sa.org donde cualquier persona puede participar. Pero es necesaria la implicación conjunta de estamentos públicos y privados (se estudia participen en este emplazamiento a través de una placa), para que esta oportunidad no se pierda, pues será una obra escultórica donde todos los canarios estaremos con el corazón, el alma y la memoria, en honor a nuestros antepasados que dejaron su huella, como legado vital en los Estados Unidos de América.